CORONAVIRUS: “UNA CARRERA ENTRE LA VACUNA, LOS MUERTOS Y LOS DESOCUPADOS”

El análisis de James Petras en CX36, 16 de noviembre de 2020

“La posibilidad de una vacuna (contra el coronavirus) parece, digo parece, muy positiva” y “eso podría implementarse en 3 o 6 meses, mientras tanto tenemos el problema de muchos muertos y enfermos que se están multiplicando cada día”, dijo el sociólogo estadounidense, profesor James Petras en su columna semanal por CX36. “Entonces es una carrera entre la vacuna, los muertos y los desocupados”, dijo. Al respecto sostuvo que “obviamente son empresas capitalistas y cada cual quiere conseguir su porción de los ingresos multimillonarios” por eso entiende que “esta competencia podría ayudar o perjudicar” porque “la vacuna es algo positivo pero la competencia y las irregularidades en la aplicación es otra cosa”, advirtió. También habló de lo que está pasando en la interna política de Estados Unidos, de la realidad de Perú, y de la agresión al pueblo saharaui. Transcribimos este análisis internacional que usted puede volver a escuchar aquí:https://archive.org/details/2020-11-16-james-petras

María de los Ángeles Balparda: Con muchísimo gusto recibimos a James Petras desde aquí desde Montevideo, Uruguay, pero para todo el mundo. ¿Petras cómo estás?
James Petras: Estamos bien, recuperándonos, y evitamos cualquier problema de coronavirus hasta ahora.

MAB: Bueno, menos mal, porque sigue complicado. Aunque Estados Unidos tiene temas muy fuertes hoy para analizar, sin duda lo que ha pasado a nivel político, Donald Trump finalmente parece que reconoció que ganó Biden pero sigue queriendo hacer juicio.
JP: Parece que hay varias cosas en juego aquí.
Trump sabe que si sale de gobierno va a enfrentar problemas judiciales, puede ir a la cárcel y perder su fortuna.
Por el otro lado el Partido Demócrata está dividido profundamente entre el ala izquierda y el ala derecha, centro-derecha.
Joe Biden busca poner en poder a los oficiales que podrían negociar con la oposición y la izquierda busca cambios estructurales, salud, educación y otras áreas de ingresos, políticas de ingresos y políticas de salud.
Creo que la situación es grave en todo sentido porque la economía sigue en baja, el desempleo sigue siendo un factor importante y los economistas están diciendo que vamos a pasar tiempo para recuperar. Entonces, no hay ninguna perspectiva seria y positiva más allá de echar a Trump el problema es encontrar una política que se pueda adaptar a los grandes reclamos del pueblo.

MAB: De todas maneras Joe Biden dicen que ya se está poniendo a trabajar sobre el tema de la economía, que quiere reactivar la economía.
JP
: Sí, pero no tienen ningún compromiso político ni económico, todavía negocia con los empresarios importantes, los banqueros, etc.
Entonces, cómo se va a arreglar una política seria y consecuente en relación con los obreros, trabajadores y empleados cuando está negociando con sus patrones.

MAB: Y encima todo el tema del coronavirus que no afloja. Ahora tiene un capítulo especial con los laboratorios y las vacunas. Pfizer, hoy decían otro laboratorio Moderna, que también dice que tiene la vacuna, todos tienen la vacuna ahora.
JP: Es importante lo que estás diciendo, la posibilidad de una vacuna parece, digo parece, muy positivo.
Eso podría implementarse en 3 o 6 meses, mientras tanto tenemos el problema de muchos muertos y enfermos que se están multiplicando cada día en un 15, 20 y 30 por ciento.
Entonces es una carrera entre la vacuna, los muertos y los desocupados.

Read also:
Chinese Illusions

MAB: ¡Qué terrible!
Hay una competencia que es muy feroz entre los laboratorios por esto ¿verdad? ¿Se dan como las dos vacunas que serían posibles las de los dos laboratorios?
JP: Es difícil, obviamente son empresas capitalistas y cada cual quiere conseguir su porción de los ingresos multimillonarios. Esta competencia podría ayudar o perjudicar porque depende de cómo se multiplican las empresas, si consiguen los pedazos del mercado.
No está claro que las empresas puedan combinar y bajar el precio de la vacuna, es una cosa del capitalismo salvaje, la vacuna es positiva pero la competencia y las irregularidades en la aplicación es otra cosa.

MAB: Exactamente.
¿El gobierno en Estados Unidos cambia el 20 de enero es?
JP: Sí, esa es la fecha fijada, pero nunca sabes con Trump, tiene varias investigaciones -según él- y resiste. Se movilizaron este fin de semana miles y miles de personas para defender lo que llaman “el gobierno auténtico”.
Trump todavía no ha aceptado la derrota, dice que tiene proposiciones y nunca sabes lo que es el propósito.
Yo creo que está buscando una forma de conseguir la exoneración por sus crímenes y por intercambio de aceptar el resultado. No quiere aceptar un resultado que lo ponga en la cárcel, es algo similar a lo que pasa en Perú.

MAB: Bueno, justamente queríamos pasar a América Latina y uno de los temas que tenemos es Perú obviamente con este Presidente que sólo duró 5 días, Manuel Merino.
JP: Sí, exactamente. Parece que era un nombramiento casi artificial, 6 días y se fue, y el gobierno anterior de Vizcarra sigue teniendo alguna popularidad pero hay otros políticos que quieren meterse en el proceso.
El pueblo está en la calle y los gobernantes están luchando cada cual por el poder. Yo creo que Merino es un ejemplo de la corrupción que es el factor más importante para Perú. Los gobernantes casi todos están implicados en varias estafas, corrupción y otra actividad.
El pueblo ha perdido confianza en todos los políticos porque está utilizando al gobierno para enriquecerse, defraudar a los ciudadanos.

MAB: Sí, hoy nos decía un corresponsal en Perú que la represión ha sido muy, muy dura, hay dos muertos dicen unas versiones, otras dicen tres, nos decía que desde el punto de vista de represión de masas esta es la peor que han visto en las últimas décadas.
JP: Es cierto, los heridos son numerosos, los manifestantes sufren, cualquiera que sale a la calle es golpeado, usan balas, usan palos, es una situación totalmente caótica entre la represión, la corrupción y el caos. Perú está en una situación muy desesperada.

Read also:
US political establishment - crisis of legitimacy

MAB: Sí, nos decía también que el pueblo está en la calle pero no se identifica una organización que los convoque, son grupos de jóvenes, o sea, no están los grandes sindicatos, la central sindical, los partidos políticos, no se ve ese tipo de convocatoria.
JP: No, porque no son muy representativos, los sindicatos representan menos del 5% de los obreros, las federaciones estudiantiles están divididas, los manifestantes no tienen organización amplia, es una situación que uno puede decir que hay muchos pedazos pero no hay unidad.
Es muy numeroso pero falta un programa de lucha y conquista del poder, es algo que representa las dificultades para formar un gobierno que podría avanzar hacia las necesidades del pobre político público peruano.

MAB: Sí, claro.
La otra realidad para analizar es la de Brasil que tuvo elecciones ayer, elecciones municipales y que bueno, se dice, no es un plebiscito sobre Bolsonaro pero muchos se fijan en cómo le fue a Bolsonaro que parece que no le fue tan bien.
JP: Bolsonaro es un gobierno muy desprestigiado, la prensa burguesa y liberal no ha entendido que Bolsonaro era un accidente de la historia, temporal y no puede durar más tiempo. Yo creo que Bolsonaro, la derrota en las elecciones municipales realmente son temporales porque no tienen gobierno, no tienen unificación, hay más de dos docenas de partidos, personalidades que participaron en las elecciones pero no tienen ninguna forma de unificar para realizar las tareas vitales para el pueblo que ha sufrido bajo Bolsonaro. Y ya su pro americanismo, su política de entregar la riqueza no tiene eco, no tiene un resultado positivo para el pueblo y ya se cansan de Bolsonaro.

MAB: Sí, claro.
¿Cómo les fue a los partidos? ¿Qué datos tenés de cómo les fue, en las ciudades más grandes por lo menos como San Pablo, Río de Janeiro? Se habla de San Pablo, de una disputa allá en la que participa el Partido Socialismo y Libertad (PSOL).
JP: Sí, el PSOL está ganando fuerza, representatividad en las grandes ciudades, tienen al PT que no han tenido fuerza para reemplazar a Bolsonaro pero es una mezcla otra vez de poderes de partidos de izquierda pero no tienen unidad de programa para derrocar al gobierno de Bolsonaro. Es una acumulación positiva para el PSOL pero no tienen suficiente fuerza si no se unifican con el PT y otras fuerzas de izquierda.

MAB: Bien. La otra cosa que nosotros teníamos para plantearte es lo que está pasando con el pueblo saharaui, esta situación en África del Norte con una ruptura -así lo denuncian los saharauis- una ruptura de un alto al fuego que llevaba 30 años, hay una situación de guerra declarada.
JP: Sí, con diferentes países alrededor del Sahara.
Es complicado porque el pueblo saharaui tiene sus derechos, su necesidad de formar un gobierno propio pero todavía no han tenido suficiente fuerza en los gobernantes y los representantes de partidos que están integrados en esta región.
Yo creo que los saharauis tenían una rebelión hace 50 años y sigue siendo una fuerza potente pero no como para hacer un gobierno hasta ahora. Yo estuve con ellos en 1976 y tienen un programa nacional y popular, pero todavía no han tenido suficiente fuerza en Argelia, en Marruecos y otros gobiernos locales que son corruptos también.

Read also:
La Jornada: El mayor estadista del último medio siglo

MAB: Ellos tenían mucho desarrollo en la producción, en la educación pero falta esa fuerza que vos decís.
JP: Sí, el saharaui es un gobierno progresista pero necesitan aliados, como decía, y ese es el gran tema para ellos.

MAB: Claro.
Bien, no sé si querés agregar otro tema, Petras.
JP: Sí, quiero mencionar varias cosas.
Primero y muy importante, es la alianza Asía-Pacífico con 15 afiliados sin Estados Unidos y van a tener una enorme fuerza unificando Corea del Sur, China y otros países que hasta ahora han estado divididos.
Esta alianza es una fuerza muy importante para el próximo período.
Lo otro importante, es la guerra en Etiopía con los tigrays en el norte que eran gobernantes autoritarios, quieren recuperar el poder y han lanzado guerras contra los amharas, los oromos y también ahora han atacado Eritrea. Y los tigrays son muy reaccionarios pero tienen alguna fuerza, vamos a ver cómo va este asunto. Yo creo que tarde o temprano los tigrays van a ser derrotados y no sé quién va a reemplazar el gobierno en Adís Abeba.
Finalmente tengo un tema importante que, para nosotros, va a ser un factor determinante, es la división en el Partido Demócrata.
El ala izquierda con Bernie Sanders, quiere un gobierno que podría implementar un programa de cambios en la salud, cambios en la educación, educación libre y universitaria y otras medidas.
Mientras tanto Joe Biden busca conciliar con los sectores de Trump, los republicanos supuestamente progresistas; y esta división podría tener importantes consecuencias sobre quién va a gobernar en el gobierno.

MAB: Claro, y esa es una cosa nueva ¿verdad?
JP: Bueno, era latente. No hay que olvidar que Bernie Sanders consiguió un tercio de los votos y últimamente muestra gran fuerza en las movilizaciones.
Biden está solo conciliando, buscando la unidad del pueblo, derecha y centro-izquierda, no tiene una orientación consecuente en la política social.

MAB: Claro, bueno, pero es importante estar atentos entonces a cómo se desarrolle esto.
Muchas gracias, un abrazo grande, cuidate y bueno, cuidado con esas lluvias que nos decías que hay mucha lluvia ahora.
JP: Sí, mucha lluvia.
Muchas gracias, un abrazo para vosotros.